Translate

viernes, 6 de febrero de 2015

Paul Robeson, el hombre con más talento del siglo XX


Foto de Paul Robeson hecha por Edward Steichen. Tomé la foto durante la exposición Edward Steichen-In High Fashion, the Condé Nast Years, 1923–1937 en la Galería Foam en Amsterdam en el 2014.

El director de cine Steve MacQueen ha anunciado que va a filmar una película sobre la vida de Paul Robeson, uno de los personajes más singulares del siglo XX  que ha sufrido este fenómeno tan curioso de pasar de la fama al olvido más profundo.
El fotógrafo Catalá- Roca cuenta en sus memorias que en el año 1938 Robeson estuvo cantando Els Segadors en el Palau de la Música. Desgraciadamente no han quedado documentos gráficos de este singular evento.
Lo que es fascinante de Paul Robeson es que fue un hombre que luchó toda su vida para sacarse de encima las cartas que le habían tocado al nacer. Su padre aún conoció la esclavitud. A pesar de ello, el joven Robeson fue a la universidad donde se graduó en derecho. No ejerció de abogado a causa del racismo que encontró en el sector. Pasó a dirigir películas y a convertirse en un actor y cantante de éxito. Después de participar activamente en la Guerra Civil española y en el movimiento por los derechos civiles de los negros americanos, fue condenado al más profundo ostracismo por la prensa y la política a causa de su compromiso con el partido comunista americano. Su hijo, Paul Robeson Jr., historiador y albacea de todos los documentos y la historia de su padre, niega que su padre fuera miembro oficial del partido comunista. Fuera militante o no, sus simpatías socialistas le costaron su carrera profesional.
Tengo curiosidad por ver lo que Steve McQueen, un director conocido por su reivindicación de la aportación de la población negra a la cultura americana, hace con la vida de Robeson. Da de sí: fue atleta, abogado, director de cine, actor, cantante y activista político. Vivió en Estados Unidos, en Rusia, en Inglaterra, hablaba varios idiomas. Y además, todo lo que hacía lo hacía bien. Big Paul, como le llamaban, también era conocido como "el hombre con más talento del siglo XX". ¡Llegó a cantar en veinte idiomas, incluido el catalán! Era un hombre que se hizo a sí mismo y rompió el molde.

Esperemos que McQueen esté a la altura de Big Paul.