Translate

domingo, 8 de julio de 2012

Sensibilidades

Veamos las diferencias

Holanda: en el telenoticias de las 6 de la tarde de hoy, domingo 8 de julio, la cámara ha proyectado una sombra bajo la nariz de Angela Merkel que recordaba el famoso bigotillo hitleriano.

El telediario de la NOS de las 18.00 horas del domingo 8 de julio 2012

Lo que me ha llamado la atención no ha sido este, digamos, cómico error de la NOS sino la reacción casi inmediata del redactor jefe, Marcel Gelauff, el cual se ha disculpado públicamente a los pocos minutos través de Twitter por el faux pas causado, según su explicación porque el decorado era nuevo y las cámaras no estaban aún acostumbradas al juego de luces. Ha twiteado: ¨Una toma desafortunada de Merkel en el Journal NOS de las 6. Por supuesto que ha sido un error. Disculpas.¨ Y esta disculpa ha salido inmediata y seguidamente en las noticias.

España: el semanario El Triangle publicó el 4 de mayo del 2012 una portada titulad El IV Reich, en la que una caricatura de Angela Merkel iba vestida de militar prusiana, con bigotillo al estilo de Hitler y con un manguito con el signo del euro en lugar de la cruz gamada.
El Triangle, 4 de mayo del 2012

¿Ha protestado alguien?,¿se ha disculpado El Triangle? Por supuesto que no. Es muy normal en España (y me refiero a todas las autonomías) hacer bromas con el pasado nazi de Alemania. Una torpeza fruto de la falta de familiaridad con el tema porque Alemania acepta su pasado pero los alemanes saben que han nacido con el ¨pecado original¨. Saben que han nacido pidiendo disculpas y que van a seguir en las generaciones siguientes. El pasado nazi alemán no es un tema que se tome a la ligera ni en Alemania ni los países a su alrededor que sufrieron la invasión alemana.

La falta de sensibilidad española sobre la II Guerra Mundial muestra lo ajena que se siente aún este país a la historia reciente europea. Una distancia injustificada, tal como iré ilustrando en los siguientes posts en este blog.

1 comentario:

Manuel Álvarez dijo...

No cabe un tonto más en España.