Translate

martes, 20 de julio de 2010

El final de la inocencia (I)

Saliendo del hospital después de la operación

Hace casi tres semanas me diagnosticaron cáncer de pecho. Este diagnóstico me dejó atónita por que yo me encontraba llena de energía tanto física como intelectualmente.

La detección del cáncer la hice yo. Me noté un bulto en el pecho y llamé al médico de cabecera. Este me envió directamente a hacerme una mamografía y una ecografía.
Ante mi asombro, la maquinaria médica se puso en marcha con una rapidez que no había conocido en mi vida (saludable). En dos días tenía el resultado de la punción y la ecografía: cáncer en el pecho derecho.
Es la peor noticia que me han dado en mi vida.

Sin darme tiempo a tomar aliento, los médicos me dijeron que me diera inmediatamente de baja para que pudieran hacerme todo tipo de análisis para poder comprobar si había metástasis.
En esta semana, durante la cual me analizaron toda y cada una de las partes de mi cuerpo, la tensión, el miedo y la emoción empezaron a dominar mi vida y la de las personas que me quieren. Y se han instalado ya permanentemente en ella.
De repente, la muerte, no es una estación al final del viaje, sino que puede ser la próxima parada. Es el final de la inocencia. El final de la vida despreocupada de la persona con salud.

Con la rapidez que ha caracterizado todo este proceso, la médico me dijo una semana más tarde que no había metástasis en el resto del cuerpo. Es la mejor noticia que me han dado en mi vida.

Sin embargo, habían encontrado los suficientes indicios de diferentes tumores para tener que hacer una mastectomía. Después de la operación vendrá el resto del tratamiento: quimioterapia, inmunoterapia y radioterapia. Los próximos dos años de mi vida transcurrirán en tratamiento médico.

El jueves pasado me operaron. Ya ha empezado el tratamiento.

5 comentarios:

TheoSarapo dijo...

No sé que decirte mas allá de que me alegro mucho. Y muchos ánimos.

Jordi Romeu dijo...

Endavant Eugènia. No saps com m'ha alegrat de tornar-te a veure en el blog. Ànim!

Anónimo dijo...

Eugenia,
Let me say it like this,
¨I am woman hear me roar¨
I love you sister!!

Anónimo dijo...

M’encanta tornar-te a veure per el teu blog. Força, maca! Un petó i una abraçada molt forta.

Eugenia dijo...

Moltes gràcies a tots.

S´agraiex.

Eugènia