Translate

miércoles, 17 de junio de 2009

Don Quixot in Holland/Don Quijote en Holanda

Ayer fui a coger el tren para ir a Utrecht. Cuando pasaba por el viaducto de la Estación de Norte vi este cartel en uno de los poco agraciados pilares de cemento.

Viaducto de Station Noord en Rótterdam

Me acerqué para verlo mejor y vi que era una representación sobre el Quijote llamado Don Quijote en Holanda, entre el 14 de junio y el 14 de julio en las explanada del Mosa (Maasvlakte), una zona al aire libre de impresionantes dimensiones.

Aunque el pilar de macizo cemento no sea muy glamouroso, la obra sí lo es. Se trata de una gran puesta en escena, al aire libre, con más de 500 figurantes, la gran mayoría voluntarios. El director, no exento de valentía, es Bart Barten. Me refiero a su coraje porque, como todo el mundo sabe, planear una barbacoa o una obra de teatro al aire libre en este país lluvioso es como jugar a la lotería... europea.

Bert Barten, conocido por montar sus obras en lugares inusuales

No es el caprichoso clima lo único holandés en la representación. Tal como el título indica, el objtetivo es trasladar las aventuras del hidalgo manchego a las llanuras holandesas. Como se trata de Don Quijote en Holanda, no en la Mancha, los molinos de viento han tomado un significado totalmente diferente. La obra está patrocinada por el NWEA (Wind Energie Associatie) la organización que estimula el uso de la energía aeólica.
Así que el Quijote español llega con su asistente personal, don Sancho, a Holanda donde se encuentra con un conflicto sobre el uso de la energía aeólica. El hidalgo pone paz entre las dos partes porque como visionario idealista (y aquí el director hace una comparación con Obama) está por encima de las derechas y las izquierdas. El espectáculo no está solo patrocinado por la NWEA. Los ministerios de Economía y de Medio Ambiente también han subvencionado la obra. De ahí que hayan organizado una serie de debates sobre los usos prácticos de la energía aeólica en la economía durante los días en que se representa la obra.




Algunas escena de Don Quixot in Holland

Esta fenomenal y original producción me ha recordado otra que, con medios más modestos, tenía el mismo objetivo de actualizar la figura del idealista hidalgo e integrarlo en la cultura popular europea. Me refiero a una serie de actos que el Instituto Cervantes de Utrecht organizó a raíz del 400 aniversario de la aparición de la novela Don Quijote de la Mancha.

Isabel Lorda, directora del Instituto Cervantes, había invitado a Javier Pérez Andújar, que aquel año comentaba un capítulo del Quijote cada semana en el programa de libros Saló de lectura en BarcelonaTV, a dar una conferencia en Utrecht.

Javier Pérez Andújar, autor y crítico literario

El tema de Pérez Andújar, estudioso y apasionado de la literatura y narrativa popular, era que Cervantes cuando escribió el Quijote no escribió la obra consagrada que conocemos ahora sino que, al contrario, contó una historia que le gustaba a todo el mundo porque se atrevió a combinar elementos de la literatura más popular para crear una obra totalmente nueva. (Aunque Andújar no lo dijo, yo añado aquí: era como un Quentin Tarantino del siglo XVI).
Para probar la vigencia y popularidad del Quijote, cada semana, uno de los invitados al programa Saló de Lectura, se aparecía con un cachivache, una caja de membrillo, una figurita, cualquier objeto en el que se representara el Quijote. Así el programa iba creando una exposición muy particular.


La directora del Cervantes consiguió que Barcelona TV le prestara la exposición, que fue un gran éxito. Cuando la estaba planeando, mi marido, que es holandés, dijo:
Esto es muy Kitch, es realmente un Kitch-ote.

El término tuvo tal aceptación que incluso Emilio Manzano, director del programa Saló de Lectura, decidió adoptar el nombre para la colección permanente: hacer click para ver la colección completa online.

Con lo cual se prueba que las mejores ideas ocurren cuando las culturas y las lenguas se encuentran, ya sea con energía aeólica o con ceniceros con la figura del Quijote.

Un reportaje en holandés (2 minutos) de la obra de teatro Don Quixot in Holland:

No hay comentarios: