Translate

sábado, 1 de agosto de 2009

Un ataque de lumbago


Esta semana he tenido que trabajar de pie a causa del dolor de espalda que me impedía estar sentada más de diez minutos

Llevo una semana sin escribir en el blog a causa de un ataque de lumbago. El dolor en la parte baja de la espalda dificulta el estar sentado demasiado rato, el estar de pie, el agacharse, el andar y el pasar de una de estas posturas a la siguiente.
Me ha sorprendido saber, ahora que yo estoy con el dichoso dolor de espalda, que tanta gente sufre de esta dolencia. Se habla del 80 por ciento de la población, especialmente después de cierta edad. Y lo más preocupante, porque la pela es la pela, es que es una de las causas más comunes de absentismo laboral.
Como en Holanda los médicos son reacios a recetar medicamentos y analgésicos, me han recetado unas sesiones de fisioterapia que me han ayudado a sentir menos dolor. Eso sí, el fisioterapeuta me ha dado todo tipo de ejercicios para que practique por mi cuenta. Es decir, me ha dado a mí la responsabilidad del estado de mi espalda.

Me pregunto como hubiera sido el tratamiento en España. Seguro que me hubieran dado medicinas, calmantes y exploraciones de todo tipo.
Me llama la atención la forma tan diferente en que en Holanda y en España se trata la enfermedad y la medicina. Y no me refiero solo a los médicos sino tamibén a los pacientes. Me sorprende, cuando hablo con amigos y familiares en España, lo mucho que saben sobre medicina, el nombre de los medicamentos y sus componentes, el nombre ténico de las enfermedades, de los músculos, los huesos y los síndromes. En Holanda tienes que estar en las puertas del infierno para que los médicos te den medicamentos y calmantes. Y cuando vas a la farmacia ¡te cuentan las pastillas! según la receta del médico. Nada de automedicación.

El por qué de esta diferencia no sé exactamente donde radica. Se puede especular sobre el carácter calvinista de los holandeses para los que la exageración es un pecado mortal a diferencia del carácter expansivo español para los que la introversión es un signo casi de mala educación.
Lo dejo a mis lectores expertos de los dos países en dar significado a este fenómeno. Yo, de momento, me voy a hacer las ¨rotaciones¨ y los ¨transfers¨ que me ha recetado mi fisioterapeuta.

8 comentarios:

Jordi Romeu dijo...

Millora't noia! Com que jo sóc a les espanyes... tres dies de pastillam i a circular altre cop, suposo que amb l'estomac a fer punyetes!
Paciència!

Petrus Justus dijo...

Lo siento mucho por ti; espero que se te pasa pronto.

Por cierto, cuando yo escribi sobre el mismo tema (http://survivingwesterncivilisation.blogspot.com/2009/05/everybodys-doctor.html) no se me occurrio un posible vinculo con el Calvinismo, pero seguro que lo hay.

A continuar ...

Anónimo dijo...

Hola! soy tu nueva lectora desde Varsovia, y sinceramente te deseo que mejores, con fisioterapia o calmantes pero que mejores. Madeleine

Eugenia dijo...

gracias Pieter por los buenos deseos. Tu entrada sobre el tema de la relación de los españoles con la medicina resulta muy ilustrativa porque observas este comportamiento desde fuera. Mi perspectiva es más bien la contraria. Me sorprende la actitud de los holandeses, tan lacónica, hacia la enfermedad.

A continuar...

Eugenia dijo...

Gracias Madelein.
Ya me encuentro mejor gracias a tus buenos deseos. Aunque debo decir que esto del lumbago es agotador.

Carlos Málaga dijo...

Hola!
Encontre tu pagina por casualidad, porque nos vamos a Amsterdam, y nos ha venido muy bien tus reseñas. Nos ha gustado las fotos de las estatuas anonimas, iremos a verlas.
Referente a tu dolor de espalda, Bienvenida al Club, te mando 1 enlace a mi pagina y hay hay varios enlaces referentes a espalda.
Espero tu mejoria.
Saludos desde Málaga

PD: http://my.opera.com/Carlos_Malaga/links/

Eugenia dijo...

Pues muchas gracias, Carlos. Ya he estado mirando y veo que hay información que me puede servir. Hay una descripción muy amplia de ejercicios y para qué sirven.
Espero que paséis unos días agradables en Amsterdam. Hace muy buen tiempo en este momento (crucemos los dedos).
Te recomiendo el restaurante italiano Noi en la Harlemmerstraat, seguro que os gustará.

Eugenia

Eugenia dijo...

Perdón, el restaurante se llama Da Noi y está en el HarlemmerdijK:http://www.eet.nu/amsterdam/restaurant-da-noi