Translate

sábado, 5 de diciembre de 2009

Ortodoxias en el mundo globalizado


El pasado domingo leí esta pantalla en el periódico electrónico Reformatorische Dagblad. El periódico, protestante reformista, anunciaba que no habia periódico en domingo por razones religiosas. He aquí el texto traducido:

Reformatorische Dagblad (Diario Reformista)
Le agradecemos su interés por el diarioreformnista.nl, el sitio web del Diario Reformista.
Hoy es domingo. Dedicamos este día especialmente al servicio de Dios. Consideramos el domingo como un día de descanso, un encargo de Dios y a la vez un regalo por el que le tenemos que estarle agradecidos. Por esta razón no actualizamos hoy nuestro sitio web.
¿Es que no hay noticias en domingo? No, no es esto, vivimos tiempos llenos de tensión en los que la diferencia entre domingo y días laborales se vuelve, desgraciadamente, cada vez más pequeña.
Mañana le volvemos a informar de las noticias diarias, provistas de información, comentario y artículos de opinión. Tal como usted está acostumbrado de nosotros.
Información sobre municipios eclesiásticos, servicios religiosos y predicadores puede encontrarlos, si así lo desea, en el sitio web: www.kerktijden.nl.
Jefe de redacción Reformatorische Dagblad


Me llamó la atención que, en este caso, se tratara de un aviso de que el domingo no había publicación electrónica porque era el día en el que, según las reglas de la iglesia reformista, no se puede trabajar o reaizar ninguna actividad. Solo se puede ir a la iglesia a reverenciar a dios. Las iglesias reformadas y reformistas, de la cuales hay diferentes ramas, son muy estrictas en el cumplimiento de reglas como esta. Mi marido aún recuerda su frustración infantil porque no podía ir a la piscina de pequeño en domingo porque según sus padres, reformados, ¨hacía trabajar a otros¨ durante el día dedicado a dios.

Por lo tanto, el no publicar el periódico en domingo es consecuente con las reglas, se diría. Pero en realidad, cualquier persona mínimamente familiarizada con interenet sabe que esto no es verdad. Aunque el periódico no se modifique en domingo, sigue estando en un servidor que tiene que mantenerse. Alguien está ocupado en ello. Dónde, no lo sabe nadie. Puede ser en el otro hemisferio del planeta.

Lo cual lleva a la siguiente cuestión. El domingo es domingo, ¿dónde?. Dependiendo de la zona horaria, el domingo cae en diferentes horas: cuando termina en Holanda, empieza en Estados Unidos. Un holandés que quiera leer el periódico en Nueva York en sábado se encontrará con la pantalla arriba reproducida.

Esto me lleva a la pregunta ¿hasta que punto es la ortodoxia incompatible con la forma de vida del siglo XXI?.


Las doce de la noche en Noruega

Las religiones siguen reglas pensadas por creyentes que vivieron en otras circunstancias y tiempos pero que en el estilo de vida actuales resultan impracticables. Así como la ortodoxia de los reformistas protestantes de no trabajar en domingo es incompatible con la economía de las 24 horas también lo es ir a la mezquita en viernes, dia laboral en los países occidentales.

O cumplir con el Ramadán, las semanas de ayuno desde la salida hasta la puesta del sol que siguen los musulmaes en todo el mundo. El Ramadán no se celebra en un mes fijo, sino que va adelantándose anualmente dos semanas de forma que todos los meses pueden llegar a tener un Ramadán. Una ortodoxia que no está pensada para los países nórdicos o en Rusia, donde el solsticio de verano puede alargar el día (horas de sol) hasta 20 horas.
De Wikipedia: Las regiones habitadas que pueden disfrutar de este fenómeno están todas en el hemisferio norte: Alaska, Canadá, Groenlandia, Noruega, Suecia, Finlandia, Rusia y el extremo norte de Islandia. La cuarta parte del territorio finlandés se encuentra al norte del círculo polar ártico y en la zona más septentrional del país el Sol no se oculta durante 73 días en verano. En Svalbard, Noruega, la región habitada más septentrional de Europa, no hay ocaso desde el 19 de abril hasta el 23 de agosto, aproximadamente. Los lugares más extremos son los polos, donde el Sol es visible medio año.

¿Cómo compaginar unas reglas pensadas para los habitantes del Norte de Africa con la realidad de la naturaleza del Norte de Europa, de Rusia, de los polos Norte y Sur?
Mantener las ortodoxias, cueste lo que cueste, en un mundo plano y constantemente despierto es un reto para las religiones actuales. Les deseo mucha suerte en su adaptación. La van a necesitar.

No hay comentarios: