Translate

jueves, 9 de diciembre de 2010

Fiction y Faction: Huld, Tintín, Orlov


Palle Huld a los quince años. En él se inspiró Hergé para crear la figura del reportero de ficciónTintín.

No ocurre a menudo que en el mismo dìa la fiction y la faction se entrelacen la una con la otra de una forma tan llamativa. El mismo día aparecen estas dos noticias. Por una parte la noticia de la muerte de Palle Huld, una figura real que inspiró el personaje de ficción Tintín, que está de nuevo de actualidad porque el año que viene aparecerá la pelìcula hecha por Steven Spielberg sobre el osado reportero con pantalones de golf. Palle Huld ganó un concurso a los quince años para dar la vuetla al mundo, esto inspiró el primer álbum de Hergé en el que un jovencito iba por el mundo haciendo de reportero. Palle Huld fue un actor danés que trabajó en más de setenta películas a lo largo de su vida. Murió el 26 de noviembre en la residencia donde vivía los últimos años.

Y por otra parte, el mismo día el The Guardian anuncia que la biografía más vendida en el Reino Unido no es la del encantador de serpientes Tony Blair, ni la del esunmilagroqueaúnestévivo Keith Richards sino la autobiografìa de Alexander Orlov. No, no me refiero al espía ruso que llevó el oro de la república a Moscú ni al pintor ruso sino la biografìa de una rata del desierto, que no es más que mascota de una website (que compara precios) de compañías de seguros. Una mascota publicitaria, vamos.


El famoso Alexander Orlov

Este animalito vestido de millonario que habla en inglés con acento ruso se ha hecho inmensamente popular a causa de una campaña televisisva. Ahora ha salido un libro en el que cuenta la historia de la familia Orlov y su posterior emigración a Inglaterra: A Simples life. Este trabajo de descarada ficción sobre un personaje de ídem tiene mucho más éxito que las honestas revelaciones del politico y el mùsico, que no solo han vivido de verdad sino que aún viven.

Impresionante asunto este.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Eugenia!

Que bueno leerte otra vez!

saludos y un gran abrazo desde Varsovia

Madeleine

Eugenia dijo...

Y qué agradable saber que sigues mirando si escribo. Se agradece. Un abrazo muy fuerte desde Rótterdam.