Translate

viernes, 24 de diciembre de 2010

Navidad: los hechos


El dìa 26 de diciembre el doctor Rob van Gent da una conferencia sobre la Estrella de Belén a las 14.00 en el Museum Boerhaave, Lange St. Angietenstraat 10, Leiden
Esto es la traducción de la entrevista de Liesbeth Koenen a Rob van Gent aparecida en el NRC Handelsblad el martes 21 de diciembre del 2010.


Una estrella guió a los tres reyes a Belen, donde se encontraba el recién nacido Jesucristo. Esta es la historia. El astrónomo Rob van Gent (1953) se ha dedicado a buscar la verdad destrás de esta historia. En la universidad de Utrecht se dedica a estudiar la historia de la astronomía y de los calendarios.

¿Los tres reyes y la estrella vienen de la Biblia?

Es un historia conocida por los cristianos pero en la versión moderna hay mucha reinterprertación de los hechos. En los cuatro evangelios del Nuevo Testamento solo el de San Mateo lo menciona. Habla de ¨sabios de Oriente¨sin decir cuántos. En las imágenes del primer arte cristiano del siglo cuarto y quinto se les representa en grupos de tres. Quizás son tres por los tres regalos: oro, incienso y mirra que Mateo sí que nombra. Seguramente que el resto no trajo nada. Y en el Viejo Testamento se habla de ¨reyes¨que vendrán a honrar al nuevo Mesías. Sus nombres, Gaspara, Baltasar y Melchor aparecen mucho más tarde. El buey y la mula también son un añadido posterior.

¿Y la estrella?

La estrella si que consta en los textos. El famoso astrólogo Kepler ya estudió en el siglo diecisiete este fenómeno. Para ello tendríamos que saber cundo se vio exactamente. Pero si miramos al 25 de diciembre del año 1 ya tenemos el primier porblema. Esta fecha no se nombra en ningún sitio, es una interpretación posterior cristiana de una fiesta romanana: el día más corto del año que anunciaba el nacimiento del dios del sol. El año tampooco es correcto. Nuestra forma de contar los años empezó en el siglo sexto y Dionisio Exiguus que homologó los calculos de la Pascua entre el este y el oeste del imperio romano se equivocó al contar. Seguramente qeu el año 1 cayó en el año 4, 5 o 6 antes de Cristo.

¿Pero se puede encontrar o no un fenómeno celestialf?

Hay teorías suficientes. Podría ser una superposición de dos planetas. O un comenta, o un supernova: la explosión de una estrella. Pero desgraciadamente nos faltan datos sobre este periodo. Las manuscritos de Livius y Tacitus se han perdido en parte y las fuentes procedentes de la China tampoco tienen datos sobre este periodo.

¿Y los sabios?

No lo sabemos. ¿Vivían en oriente?, ¿O se trataba del cielo oriental? Unos buenos candidatos serían los sacerdotes astrónomos de Babilonia. De ellos sabemos algo más desde 1850. Esciribieron sus descubrimientos en tabletas de arcilla hasta el 75 después de Cristo. Pero a ellos tambièn les faltan años cruciales.
Por otra parte esta inseguridad es buena porque mantiene el misterio.

No hay comentarios: