Translate

martes, 14 de julio de 2009

14 juillet à Paris


Un grupo de 350 soldados de las diferentes fuerzas armadas de la India ha dado un tono pintoresco al desfile

Hoy es el 14 de julio, el día de la Nación francesa. Por la mañana se ha celebrado un fenomenal desfile donde todas las fuerzas del Estado han mostrado al presidente de la República y a sus invitados en qué se gastan el dinero del contribuyente. Por la tarde hay espectaculares fuegos artificiales y la torre Eiffel se ilumina con miles de luces.

Después de indagar cuál era el sitio más estratégico para ver el desfile, he seguido el consejo del recepcionista del hotel, el cual me ha dicho que lo mejor era mirar la retransmisión en directo por la televisión con el aire acondicionado puesto. Según él, es lo que hace la mayoría de parisinos que se lo pueden permitir.

Este año desfilan sodados del ejército de la India (el tercer ejército del mundo en cuanto a volumen) y de ¡Alemania!. La primera vez desde la liberación, como finamente ha señalado el locutor que transmitre el desfile. Un grupo de aviones ha sobrevolado los Campos Elíseos, dejando a su paso los colores de la bandera francesa en humo. No solo desfila el ejército sino también las fuerzas de seguridad del estado, incluídos los bomberos. Un grupo de encantadores niños ha cantado la Marsellesa para cerrar el acto. La primera dama, Carla Bruni, ha cantado también junto al resto del público, lo que ha provocado un irónico comentario del locutor que transmitría el acto: ¨se ve que la señora Bruni se acuerda hoy de que es francesa porque está cantando la Marsellesa¨. Viva la integración.

Esta demostración de músculo militar deja bien claro que el Estado es el que tiene el monopolio de la violencia y de la fuerza. El estado no es un ente abstracto, como en Holanda, donde las fuerzas de seguridad se mueven discretamente para no ofender la sensibilidad del ciudadano. Y en España el día de las Fuerzas Armadas tampoco despierta el indiscriminado entusiasmo popular que despierta aquí en Francia este desfile. Las demostraciones de fuerza se ven como una amenaza a las naciones que forman el estado en lugar de una garantía de libertades democráticas y, en el caso francés, republicanas.

Esta noche fuegos artificiales y una actuación de Johny Halliday en el Campo de Marte el cual ya cantaba en la época de la toma de la Bastilla en 1789. Y a ver si encuentro un lugar para ver los fuegos artificiales que prometen ser espectaculares.

No hay comentarios: