Translate

miércoles, 8 de julio de 2009

Paisajes urbanos (III): Hillegersberg

Esta mañana, cuando he ido a coger el autobús, he visto algo raro en el cartel con los horarios del 35.

Como vivo en Hillegersberg, uno de los barrios más tranquilos, burgueses y aburridos de Rótterdam, lo último que espera una encontrar son unas bragas de puntilla en la parada del autobús a las 8 de la mañana.

Por suerte, aún hay alguien que se lo pasa bien en el barrio. Quiero creer que las bragas son testimonio de un apasionado noche de amor en Hillegersberg.

No hay comentarios: