Translate

domingo, 1 de junio de 2008

El secreto de Joel Osteen



Ya pueden autores como Dawkins y Hitchens argumentar contra la religión y la irracionalidad de la existencia de dios.
El verdadero peligro para las religiones institucionalizadas viene de los Estados Unidos y se llama Joel Osteen.

Las argumentaciones científicas y racionales de los científicos e intelectuales seculares llega a los que ya son ateos o agnósticos. En cambio, Osteen está llegando a los creyentes, tanto a los potenciales como a los desilusionados.

Las críticas contra Osteen vienen de todos los lados del espectro. No es sorprendente que sean los otros predicadores de inspiración cristiana y bíblica, esta forma de religiosidad oriunda de los Estados Unidos, los que le critiquen con más ahínco. Pero para los seculares Osteen es también objeto de crítica porque cae dentro del cajón de los predicadores religiosos. La iglesia católica aún no se ha pronunciado, que yo sepa, pero debe ser que aún no ha se ha dado cuenta del peligro que entraña ell mensaje de Osteen para el catolicismo.
El día que en el Vaticano alguien se dé cuenta que la figura del dios de Abraham que castiga a los que no le obedecen ha desaparecido del discurso religioso, oiremos alguna reacción. Pero mientras tanto, la iglesia católica duerme en los laureles.

¿Por qué es Osteen tan peligroso? Porque este genio de la comunicación le está dando a los creyentes una fe acorde con el mundo actual.
Primero, su discurso es el de un ¨motivational coach¨, no el de un predicador al uso. La diferencia entre el discurso de Osteen y el de un profesional de la psicología radica en el uso de la biblia y de dios como punto de partida.
Segundo, el mensaje de Osteen está lleno de vitalidad y optimismo, dos de las características de la sociedad norteamericana.
Tercero, el creyente es responsable de su destino, no hay castigo de la mano divina, sino insatisfacción si no hay una realización personal y èxito.


Y lo más importante: la presentación del mensaje. Un hombre joven, guapo, sano, elegante, vital y carismático. Su discurso es diáfano, ingenioso y sobre todo elegante. Nada de gritos, arrebatos místicos, curas repentinas, ni cantos ¨soul¨ entre el pùblico. De esta forma no queda descartado ningún grupo o individuo. Todo el mundo se puede sentir a gusto y seguro en este ambiente donde no se enfatiza ninguna forma de expresar la religiosidad que pudiera excluir a otros.
Una imagen muy alejada de la del Papa en la torre de marfil del Vaticano, como en los tiempos imperiales de la antigua Roma o la imagen de los barbudos imanes recordando constantemente las reglas a seguir para seguir dentro del grupo, bien alejadas de la libertad individual.

El lugar donde se celebran estas ¨representaciones¨, por así decirlo, es una instalación que es un cruce entre un palacio de deportes y una sala de conciertos. Un periodista en el programa 60 minutes, (al final de este post) le dice a Osteen que no parece una iglesia. De lo cual se deduce que el periodista quiere decir una iglesia tradicional.


(Si haces click en la foto podrás observar las dimensiones monumentales del edificio)

Y he aquí el secreto del éxito de Osteen. La iglesia tradicional no tiene mucho que ofrecer a una gran parte de la clase media acostumbrada a buscarse la vida y a sobrevivir sin un dios y un diablo. Los problemas prácticos como la hipoteca, la carrera laboral satisfactoria, las consecuencias de un divorcio, el estrés de las fiestas de navidad, son el punto fuerte del discurso de Osteen. No hay aplicaciones políticas del discurso que es lo que en el siglo XXI está tan de moda. La aplicación es directa, personal y a la medida del que escucha. No hay fanatismos ni cruzadas para el bien de la humanidad. Es el discurso de la sociedad individualizada pero a la vez interconectada en una ¨civil society¨.

Al contrario de la imagen que tenemos en Europa de que espiritualidad y sobriedad van juntas, por no decir pobreza, los ingresos de Osteen son astronómicos gracias a las ventas de sus libros, dvd, y podcasts. Para sus críticos una prueba de su oportunismo, para sus lectores (que no discìpulos) una muestra de que su discurso es cierto: si crees y te aplicas puedes conseguir cualquier cosa. Guapo, rico y feliz.

Tal como dicen sus críticos: le dice al público lo que quiere oír. Ahí está el secreto de su éxito y del fracaso de las religiones tradicionales. Así que tal como decimos en catalán, mejor que las religiones ¨es treguin la sòn de les orelles¨ o que espabilen en ponerse al día.

Esta es la segunda parte del programa 60 minutes dedicado a Osteen. El resto del programa se puede ver en Youtube.

6 comentarios:

Mgb dijo...

Los americanos son la hostia. Cuánto ganaríamos los europeos si nos sacudiéramos tanto complejo de superioridad moral y estética.

Sólo he leído la primera entrada, pero tiene buena pinta el blog.

He visto también lo del Born. Has regresado a Bcn?

Marcel

Eugenia dijo...

Hola Marcel,
el post del Born se refería a que había vuelto de Estados Unidos a Rotterdam. Estuve dos semanas en San Francisco.
Estoy en Barcelona en junio.

Eugenia dijo...

Ah, y gracias por el comentario porque a mí también me parece que en Europa somos aún un poco miopes en temas como la religión.

Eugenia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
jls dijo...

como decia recientemente un teologo en sevilla, europa esta perdiendo el alma y eso significa un deterioro de la fortaleza del pensamiento y la emocion de lo sagrado. el vacio que esa experiencia produce no puede mantenerse por mucho tiempo pro la propia identida del hecho religioso y como ya anunciaron mentes lucidas hace mucho tiempo, el consumo se hace con el hueco...son soluciones rapidas, claras,eficaces para sobrevivir aqui y ahora..los predicadores de los remedios veloces y los productos facilmente desechables tienen buen cartel en este arioescen

Eugenia dijo...

Ahí está: oferta y demanda