Translate

domingo, 20 de julio de 2008

La destrucción de mi Barcelona


De mi Barcelona desparecen no solo mi colegio y la casa donde nací para convertirse en museos o en lofts impagables. También desaparece la vegetación que daba carácter y humanidad a la ciudad.

Isabel Núñez ha publicado un libro llamdo La plaza del azufaifo.
El libro es una recopilación de una serie de posts que Isabel Núñez había ido publicando entre el 2007 y el 2008 en su blog, en defensa de la conservación de un arbol, un azuifafo, en el barrio de Sant Gervasi, en Barcelona. Con la capacidad de convocatoria de internet, Isabel Núñez, que es escritora y traductora, consiguió a través de su blog Crucigrama, movilizar a vecinos y personas sensibles al tema. La movilización fue a base de lecturas de poesía y otras manifestaciones culturales, usando la autora las armas de su profesión, lo cual le ha dado un carácter inusual esta reivindicacón.

La aparición de este libro es notable por varias razones:

1. Porque trata de la destrucción de los espacios verdes de una ciudad emblemática como Barcelona.
2. Porque ha nacido de un blog que es un medio interactivo y fluido.
3. Porque muestra una vez más el poder de convocatoria de la red.
4. Porque muestra una forma alternativa de resistencia basada en la cultura y la poesía.

Para ver la historia de la salvación del azufaifo puedes mirar en este vínculo, el blog Polis, que trata exclusivamente del tema de la destrucción de la ciudad.

2 comentarios:

zbelnu dijo...

Gracias por la mención y los vínculos, Eugenia. Espero que un día puedas ver el libro físicamente. El libro sale del blog, pero se convierte en otra cosa, como el montaje transforma una película. Y también es literatura. Hoy sale en El País/Babelia al fin... Además, me alegra contribuir a romper esa falsa imagen de una Barcelona idílica que hay por ahí, en Europa...

Eugenia dijo...

En agosto estoy unos días en Barcelona y aprovecharé para hacerme con el libro.
Me interesa especialmente el transfer de un medio al otro. Del blog a literatura, tal como tú dices.