Translate

miércoles, 7 de octubre de 2009

Democracia y periodismo civil

CAMPANAS POR LA GRIPE A from ALISH on Vimeo.



Me ha llegado el vídeo de Teresa Forcades a través de Internet. En este vídeo, de evidente factura doméstica, la doctora Forcades que es científica y monja benedictina, tal como su cofia indica, explica de forma clara y sencilla la poca fiabilidad que tiene la pandemia de la gripe A y la vacuna para detenerla. El vídeo dura una hora pero no cansa porque explica algo muy complicado de modo muy sencillo. Después de escucharla uno debe decidir por su cuenta lo que hace respecto a la vacuna de la gripe.

El atractivo de la señora Forcades es que se explica bien, que es monja, que es científica, que es sencilla, que es inteligente y, claramente, impermeable a cualquier estereotipo. No se comporta como se espera de una religiosa, o de una feminista, o de una activista, o de una científica. Para más información sobre este personaje tan interesante se puede ver este vídeo de una hora de la televisión catalana (solo para los que entiendan catalán).

El éxito del vídeo de Teresa Forcades muestra que la información que vale la pena tener se mueve por sí misma. Y cómo. Me recuerda un debate al que asistí en septiembre en Rótterdam en el marco de un ciclo de manifestaciones culturales sobre A sense of belonging (Un sentido de pertenencia). Uno de los debates era sobre el actual panorama político, llamado de post-democracia y contaba con la presencia de Benjamin Barber, filósofo y escritor que había sido consejero de Bill Clinton.
Barber, un brillante orador, defendía la democracia participativa porque actualmente la democracia se estaba reduciendo a votar cada cuatro años. La verdadera democracia se sustenta en la participación ciudadana y en el respeto, entre otras cosas, a la necesidad del populismo. Me extrañó que Barber nombrara Facebook, Twitter y las redes sociales como nuevas comunidades donde el ciudadano puede participar en la democracia, lo cual me pareció una ingenua exageración y una mitificación de la técnica.

Sin embargo, después de ver lo que está ocurriendo con el vídeo de Teresa Forcades empiezo a entender el punto de vista de Barber. Ella misma dice en su exposición que su intención es que se abra el debate y que se ejerza la democracia, es decir, que el ciudadano influya sobre las decisiones de políticas demostrando con sus actos su postura sobre los temas que realmente le afectan de verdad, de verdad. Como la salud.

Sin internet no hubiera sido posible para el mensaje de Forcades salir de la clandestinidad. Realmente es el efecto del periodismo ciudadano, este nuevo fenómeno que se desarrolla a través de blogs y sitios en la red. No se trata de periodismo profesional. Se trata de corrientes de opinión que tienen una plataforma rápida y barata para llevar su mensaje a gran parte de los ciudadanos. Se trata de la verdadera sociedad civil.

2 comentarios:

Jordi Romeu dijo...

Atenció però al poc resò que te la denúncia de la periodista (nosequí) a la OMS i a la Farmacèutica (nosequina) pel contingut de la vacuna, mescla de dos virus VIUS! i no somorts com fins ara estaben en les vacunes, l'un de baixa capacitat contaminant però d'alta mortaldat i l'altre d'alta capacitat contaminant però de baixa mortaldat.
A qui es volen carregar? com acabarà això?
Salut!

Eugenia dijo...

ROSA MONTERO

La monja

ROSA MONTERO 13/10/2009

Les aseguro que no pensaba verlo hasta el final. Dura 53 minutos, una eternidad, por no mencionar lo tediosas que son esas atronadoras campañas de Internet que de pronto recorren la Red como un relámpago, normalmente llenándolo todo de mentiras.

Si me asomé al famoso vídeo de Teresa Forcades, la monja benedictina catalana que ha embestido contra la vacuna de la gripe A, fue por curiosidad ante el personaje. Para echarle una ojeada a esa mujer de 43 años, que estudió Medicina en Estados Unidos y se doctoró en Salud Pública; que luego se metió monja y que de pronto se ha puesto en pie de guerra cibernética, colgando un vídeo interminable en el que ella perora vestida con todos los arreos del monjerío. No me digan que no es un perfil atípico y notable. No pensaba verlo hasta el final, pero me atrapó.

Esta mujer es dinamita desde el punto de vista mediático. No todo lo que cuenta me parece oro puro: encuentro inconsecuencias aquí y allá, y desde luego sobran, ella misma lo intuye, los inmoderados nueve minutos finales. Pero los muchos datos fiables que da, algunos conocidos y otros no tanto, son espeluznantes. Como, por ejemplo, el incomprensible error (aún se está investigando) de los laboratorios Baxter, que, en febrero, distribuyeron 72 kilos de vacunas contra la gripe normal contaminadas con virus vivos de la gripe aviar: la pifia se descubrió a tiempo de chiripa y hubiera podido provocar una mortandad atroz.

O como los posibles riesgos de la nueva vacuna, y el hecho de que los laboratorios fabricantes estén exigiendo total impunidad legal ante los efectos adversos (la monja no lo dice, pero en España ya lograron esa alucinante impunidad en 2006 con una ley que ahora ha sido reforzada con un real decreto).

Creo que conviene ver el vídeo (http://vimeo.com/6790193) y no sólo por echarle un vistazo a esta religiosa tan atómica.