Translate

martes, 8 de septiembre de 2009

Abróchate el cinturón y feliz Vueling


El fin de semana pasado fui a Barcelona. Esta vez volé con Vueling, una compañía española de aviación de bajo costo. El vuelo salió puntual y el viaje fue cómodo. Hasta ahí todo normal. Ahora bien, lo que me sorprendió es que el personal de vuelo me tuteara. No solo para darme las consabidas instrucciones sobre como se pone el cinturón de seguridad, donde están las salidas de emergencia y qué hacer con las mascarillas de oxígeno en caso de descomprensión de la cabina, etc. Es que incluso en los asientos me tuteaban. Como se ve en las fotos, las instrucciones en las butacas también delatan un bussines model a base de contacto directo e informal con el pasajero.

También me sorprendió que me dijeran de donde eran cada uno de los tripulantes. Por la megafonía nos indicaron que la piloto era de Málaga, la asistente de vuelo, Pura, era de Barcelona y Miguel de Alicante. ¿Por qué?, me pregunto. ¿Por qué es interesante para el pasajero saber de qué autonomía es la tripulación?, ¿es para que todas las autonomías, independiente de su estatuto, se sientan bienvenidas?
Otro misterio de Vueling es la campaña de márketing para anunciar vuelos baratos. Mi marido, que habla español, no entendía la oferta: Vuele dos veces for the face. A ver como se le explica a un extranjero lo que quiere decir for the face, por la cara. La campaña será ingeniosa e informal pero dudo mucho que los pasajeros de otros países entiendan que les ofrecen un segundo vuelo gratis por que sí (por la cara).

Leo que el director de Vueling, es Josep Piqué, antiguo presidente del PP (Partido Popular) en Cataluña y ex-ministro en el gobierno conservador de Aznar. Aquí, como dicen los holandeses, se me rompe el zueco.

Si incluso las derechas conservadoras ya me tutean como cliente, ¿a dónde vamos a parar con la informalización del trato?

No hay comentarios: