Translate

lunes, 21 de septiembre de 2009

De como Blade Runner descubrió Australia


Detalle de Google Earth en el Museo del Prado de El Descendimiento de la Cruz de Rogier van der Weyden


En el año 1982 vi Blade Runner, dirigida por Ridley Scott y basada en la novela de Philip K. Dick ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? . La película se ha convertido en un clásico al paso de los años, gracias a la profundidad de la historia que narra y el buen hacer del director y los actores, desde Harrison Ford hasta Rutger Hauer, que interpreta al replicante que quiere vivir y se atreve a matar a su creador.
Hace veintiseis años Blade Runner era ciencia ficción porque aún hoy no existen replicantes que no se distingan de los humanos. Una cuestión de tiempo. Sin embargo, en algunas cosas el tiempo y la tecnología ya han atrapado a la ficción.

Recuerdo el uso que Deckard, el detective que interpreta Harrison Ford, hace de un aparato llamado ESPER, capaz de hacer zoom en fotografías ya existentes, optimalizarlas, ampliarlas e imprimirlas. Todo esto lo hace Deckard dando órdenes en voz alta como si fuera un director de cine. Con este sistema, Deckard descubre un secreto crucial para el desarrollo de la historia. Este es el fragmento de la película en la que se usa el ESPER:


Lo que parecía una fantasía ya es realidad. Hoy mismo he hecho este vídeo con ayuda de un pequeño programa llamado Screenflow. Como se puede ver, puedo hacer alejarme y acercarme a cualquier punto que quiera sin moverme de mi despacho:

Como Deckard, yo también puedo hacer de detective, en mi caso, gracias a Google Earth y a mi ordenador he llegado desde mi casa de Rótterdam hasta este cuadro del Bosco, en el Museo del Prado: El jardín de las delicias. En esta pintura, el Bosco ha pintado todo tipo de animales que era imposible que hubiera visto por sí mismo. Habría leído historias de animales como el unicornio de escritos medievales y seguramente habría oído descripciones de animales africanos de viajeros que habían visitado otros países. En realidad para el pintor el unicornio tenía que ser tan real como el tigre ya que no había visto ninguno de los dos. Tal como dice la página de wikipedia sobre el famoso tríptico:
Aparecen en la obra animales reales, pero extremadamente exóticos, en la época de El Bosco, como jirafas, elefantes, leones, leopardos, cuando África era prácticamente desconocida en Europa. El autor sólo pudo tener referencia de esas bestias a través de los «Bestiarios mitológicos» medievales (que sin duda superó con creces) y los dibujos que comenzaban a circular gracias a la imprenta, sobre todo los que tenían Egipto como tema principal.

Me pregunto, pues, si también había oído hablar del canguro que está al lado de la jirafa.



Sería sorprendente que así fuera porque el Hieronymus o Jeroen Bosch, como se le llama en Holanda y Bélgica, pintó este cuadro entre el 1503 y el 1504. Casi cien años antes del primer descubrimiento documentado de Australia. Willem Janszoon, navegante holandés y compatriota del Bosco, no llegó a la costa australiana hasta el 1606.

¿Cómo podía Bosch saber que había un animal de estas características en algún lugar del mundo?. El animal en la pintura del Bosco es como uno se imaginaría que es un canguro basándose solo en la descripción: un animal con los miembros posteriores desproporcionadamente grandes y con un gran cola.
Después de buscar información en la web no he encontrado en ninguna parte que los canguros aparezcan en otros contintentes (aparte de los que están en el zoológico) que en el australiano. Tampoco he encontrado referencia a una relación entre el canguro del Bosco y un posible descubrimiento de Australia anterior al de Willem Janszoon.
Por lo tanto, reinvindico en este blog el descubrimiento de que el canguro en El Jardín de las Delicias apoya la teoría de que navegantes portugueses y habían estado (y vuelto) de Australia alrededor del 1502. La teoría se basa en gran parte en los mapas de Dieppe, cartógrafos franceses que trazaron lo que los portugueses llamaban la Gran Java, y que seguramente eran las costas australiana.

La Gran Java, también conocido como el primer mapa australiano

En el mapa de Cantino, datado del 1502, un anónimo cartófrafo ha trazado los viajes de los descubridores portugueses.

Si se hace zoom (click) en la parte de abajo de la izquierda del mapa se puede ver una zona que podría ser Australia.

La presencia del animal muy parecido al canguro en El Jardín de las Delicias hace esta teoría, al menos, aceptable. Y lo he descubierto esta tarde gracias a Google Earth, Screenflow y mis recuerdos de Blade Runner.. ¿Ciencia ficción o ciencia facción?.

No hay comentarios: