Translate

sábado, 31 de enero de 2009

PoPuLiSMo y populismo


El periodista Antoni Puigverd escribe en La Vanguardia un ponderado artículo sobre el poder de la palabra en el triunfo de Barak Obama en su carrera a la presidencia. Tal como señala Puigverd, el discurso de Obama entronca con la oratoria tradicional de los predicadores estadounidenses.
Basta escuchar el discurso que hizo famoso a Obama como orador, el conocido Yes, we can hace un año cuando fue elegido candidato por el partido demócrata y compararlo con el discurso de Martin Luther King I have a dream en el 1963.
Se escucha la misma cadencia, la misma energía envolvente y optimista. Se siente la emoción del momento en el que el orador se mete el público en el bolsillo total y definitvamente.


No quiero quitarle méritos a Obama diciendo que sus méritos le vienen dados por la tradición. Al contrario, hay mucho más que esto. En mi opinión el éxito de Obama radica en que se le entiende todo lo que dice.
A los políticos que se les entiende todo lo que dicen normalmente les llamamos populistas. Los políticos de oficio tienen un discurso propio que está normalmente dirigido a los otros políticos, no a la gente normal que tiene que entender como mejor puede los complejos asuntos de estado.
En Holanda, fue Pim Fortuyn el que obligó a la clase política, a la que él llamaba los regentes, a democratizar su discurso. Tanto a él como los partidos que florecieron a su sombra se les consideran partidos populistas. Huelga decir que a todos estos políticos, de mejor o peor calidad, se les entiende todo lo que dicen.

El discurso de Obama me parece, como europea, un discurso populista porque apela a los sentimientos y a las grandes líneas. Sin embargo, a pesar de sentirme manipulada sentimentalmente, no me lo tomo a mal, porque su mensaje es positivo. Me está diciendo que todo va a ser mejor y que con mi esfuerzo y su buen gobierno podemos lograr lo que queramos (sin entrar en farragosos detalles de cómo se va a conseguir tal milagro).

En realidad, el populismo en Europa tiene una connotación negativa porque consideramos que los políticos populistas manipulan los sentimientos negativos del votante, es decir, el odio, el miedo y la desconfianza lo cual solo puede llevar a la discriminación y a la violencia. Ya sea por razones históricas o culturales, los europeos no somos capaces de entusiasmarnos con el corazón, solo con la cabeza. Esto es, cuando se trata de Europa. Porque cuando se trata de Estados Unidos, estamos muy contentos de que éstos hayan elegido a Obama como presidente, un político cuyo discurso no hubiera pasado por el europeo baremo del denostado populismo.


Raro.


martes, 27 de enero de 2009

Creatividad: Lloc d´Omm


Uno de los rincones de Lloc d´Omm, el 19 de enero de 2009

He tardado unos días en escribir en el blog porque he estado pasando unos días en Barcelona, y a mi vuelta, me ha costado acostumbrarme a la vuelta a la vida laboral y las obligaciones sociales. La razón fue en gran parte mi estancia en Lloc d´Omm, un hotel sorprendente en Ulldecona, en la frontera entre Cataluña y Valencia. En medio de una zona rural y casi rústica, se encuentra este lugar inesperado.


Desde mi ventana, la mañana del 20 de enero

El hotel es cómodo, bonito, original y está pensado para que uno descanse, se relaje, coma bien y disfrute de la belleza rural de los alrededores. Todas estas cualidades no lo hacen inesperado sino muy agradable, podría deducir el lector. Si uso esta palabra es por que me pareció que el hotel respondía a un concepto. Es decir, alguien había tenido primero una idea y después la había convertido en realidad.
Cualquiera que haya soñado con hacer algo creativo, ya sea escribir una obra de teatro, hacer una escultura o diseñar un vestido sabe lo dificil que es lo que acabo de escribir. El trayecto de la cabeza a las manos es largo, tortuoso y, más a menudo que no, inalcanzable. Miles de ideas se quedan en las cabezas de los que las idearon sin llegar a encontrar una salida.


Otro rincón chill out de Lloc d´Omm

Si busco definiciones de creatividad me encuentro sobre todo con artistas y científicos. A mí me fascina la creatividad en todas sus formas, desde las personas capaces de crear una obra de arte, las que se re-crean su propio cuerpo y las que crean una empresa nueva. Al paso de los años he aprendido a admirar la creatividad que entraña el empresariado, el emprender, como su propio nombre indica, a pesar de los riesgos y contra todos los pronósticos.




Yo veo en Lloc d´Omm no sólo un moderno, cómodo y romántico hotel en medio del campo, sino una muestra de la fuerza de la creatividad que nos hace humanos a los humanos.
Somos capaces de imaginarnos una cosa que no ha existido nunca antes, pensar lo que hace falta para pasar del estado inanimado del pensamiento al estado físico, compartir la idea e implantarla en la imaginación de otros, determinar las estrategias, los pasos a seguir y, finalmente, tener la fuerza de voluntad para seguir empujando la ficción durante un largo período de tiempo, hasta que se convierte en realidad, por encima de contratiempos y dificultades.

Yo creo que es neodarwinismo.


domingo, 25 de enero de 2009

De Barcelona a Rotterdam


18 de enero, carretera entre Ulldecona y Barcelona vista desde el coche

Qué diferencia de paisaje, luz y clima entre Barcelona y Rotterdam. Me sigue chocando a pesar de los años...


9 de enero del 2009, desde el coche de camino entre Rotterdam y el aeropuerto de Schiphol (Amsterdam)

miércoles, 21 de enero de 2009

Fannie Lou Hamer

Ayer, martes,  fue la investidura de Barak Obama como presidente de Estados Unidos.
También ayer martes me enteré de la existencia de Fannie Lou Hamer, gracias a cuyo activismo en los años 60, la población negra vota en los Estados Unidos. Fannie Lou Hamer, una mujer prácticamente analfabeta del Missisipi, despertó a la vida pública a los 44 años, cuando descubrió que tenía el derecho constitucional de votar pero que se lo impedían una serie de medidas destinadas a evitar su voto, como un test de lectura.
La señora Hamer se movilizó y junto a otros activistas formó un partido alternativo al partido demócrata. Una delegación encabezada por ella se presentó ante el Congreso durante las elecciones presidenciales en 1964, cuando Lyndon Johnson se presentó a candidato por el partido demócrata. 



La intervención de Fannie Lou Hamer fue tan convincente, que aunque el partido demócrata intentara minimilizar su mensaje, llegó al público de forma contundente gracias a que los medios se hicieron eco del discurso íntegro. 
Gracias a la acción de Fannie Lou Hamer, el Congreso aprobó en 1968  la igualdad de voto en todos los estados


Así que han pasado cincuenta años entre el momento que la señora Hamer dio con el puño en la mesa de los derechos civiles y que Barak Obama, que podría ser su nieto por la edad, ha sido elegido presidente de los Estados Unidos.

Un buen momento para recordar su existencia. Se lo agradezco al historiador británico Simon Schama que acaba de emitir su programa sobre la historia de Estados Unidos The American Future.


miércoles, 14 de enero de 2009

Filosofía intermitente


Recuerdos, Agustí Codina 2008

Esta tarde he estado visitando de nuevo a mi madre en la residencia dónde está desde que se hizo imposible seguirla cuidando en casa a causa del Alzheimer que padece.

Los familiares entran y salen continuamente. Algunos vienen a las horas de las comidas, otros por la mañana, otros por la tarde. A base de visitar a mi madre, ya conozco a los otros residentes y a sus familiares.

Este mediodía estábamos sentados en una mesa un grupo de tres visitantes y cuatro residentes, estos últimos en diferentes estadios de ausencia, olvido y confusión. A pesar de que una señora está completamente sorda, la otra no se olvidaba continuamente de lo que acaba de decir, y la tercera está mirando fijamente al horizonte la conversación durante la comida ha sido animada y el ambiente distendido.
De alguna forma, esta situación crea el mismo tipo de vínculo que se crea entre los padres que llevan los niños al mismo colegio o guardería. Se forma una comunidad que comparte algo en común, en este caso la enfermedad y la vejez de los mayores.

Las conversaciones con las otras residentes como Carme o Teresa, son asombrosas. Para empezar no hablan de nada superficial, todo lo que dicen es básico: tengo hambre, tengo sed, me quiero ir, o, en algunos casos, me quiero morir. No se andan con chiquitas.
Hoy Carme (con noventa años y en una silla de ruedas) me ha contado, con toda claridad y lujo de detalle, que había formado parte del grupo de teatro de su pueblo y que a ella le hubiera gustado ser maestra.
Al cabo de unos segundos me ha preguntado: ¿qué estoy haciendo aquí?.

A renglón seguido me ha dicho de forma totalmente coherente que ella no tenía casa y que ya no era nadie porque no se podía valer. Toni, que cuidaba a su madre tiernamente a través de su perdida mirada, le ha dicho que los presentes también la querían y que por lo tanto era alguien para nosotros.
Carme le ha contestado: - Ya entiendo lo que quieres decir, que no todo es tener posesiones, que el amor es lo más importante.

Y después de estas filosóficas palabras, me ha vuelto a preguntar: - ¿Qué estoy haciendo aquí?

martes, 13 de enero de 2009

Comprar, comprar, comprar



Cuando dos personas me hablan en cuestión de horas del mismo tema tengo la sensación de que no puede ser casualidad. Por lo tanto, tengo que escribir un post sobre ello.

Esta mañana, mi amiga V me envía esta noticia de La Vanguardia sobre el síndrome de ¨no tirar nada¨ que según los investigadores, ha llegado ya a convertirse en una nueva patología. A diferencia del Síndrome de Diógenes, los que lo guardan todo no lo hacen por dejadez sino porque no pueden desprenderse de nada.

Ayer por la noche, en una concurrida cocktelería, el periodista Juan Carlos Girauta me hablaba de gente que ha fallecido literalmente aplastada por la cantidad de libros o discos acumulados. La argumentación de Girauta iba un paso más allá de la patología de ¨no poder tirar nada¨. Argumentaba que la acumulación de trastos estaba relacionada con la facilidad de encargar objetos por internet.
Me recomendó el libro Basta de John Naish, el cual reflexiona sobre la necesidad de decir basta a la cantidad de posesiones que podemos acumular. Según Naish, la necesidad de acumulación tiene que ver más con nuestro cerebro de dinosaurio que necesita constantemente buscar comida. Como ya tenemos comida suficiente, calmamos nuestra hambre ancestral comprando cosas. El proceso de compra se ha hecho cada vez más facil, demasiado facil.
Según Naish ha llegado el momento de usar el cerebro humano en lugar del reptil.

Escucho y leo con atención lo que me dicen sobre este tema porque recuerdo con estupor el incidente de mi amigo R, el cual quedó atrapado en su habitación porque le cayó un montón de libros delante de la puerta obstruyéndola de tal forma, que tardó dos días en poder apartarlos. R no tiraba nada y compraba constantemente a través de internet.

No me lo invento, pasó de verdad.

domingo, 11 de enero de 2009

De Rotterdam a Barcelona

Barcelona, 10 de enero del 2009

Estoy pasando unos días en Barcelona visitando a mi familia. Por suerte, también tengo ocasión de ver a algunos buenos y fieles amigos que siguen existiendo en mi vida a pesar de la distancia y gracias, en gran parte, a internet.
Rotterdam, donde vivo, no está lejos de Barcelona. Un vuelo de dos horas se puede considerar actualmente relativamente cerca. Sin embargo, el cambio de un país al otro me sigue impactando a pesar de haber hecho este viaje durante casi tres décadas.9 de enero del 2009, desde el coche de camino entre Rotterdam y el aeropuerto de Schiphol (Amsterdam)

Cuando salí de Rotterdam estábamos bajo cero. Holanda se había congelado, canales y lagos se habían convertido en zona de patinaje al aire libre. Los holandeses disfrutaban de lo que llaman ijspret (diversión en el hielo) e incluso algún ministerio y algunas escuelas tenían ijsvrij (el día libre para patinar). En Frisia, al norte de Holanda, los frisones se frotaban las manos con la esperanza de poder organizar de nuevo el Elfstedentocht, la carrera a través de los canales de 11 ciudades frisias. La última vez que se pudo celebrar la carrera fue hace diez años. Desde entonces no ha helado las suficientes noches seguidas para asegurar la calidad del hielo. Los holandeses no patinan en ¨hielo de una noche¨, expresión que significa que no se pueden tomar decisiones demasiado rápidamente sin peligro de hundirse en el hielo demasiado delgado.
En otras palabras, los holandeses en lugar de acoquinarse ante el frío clima en el que viven lo han convertido en una fuente de placer, cultura, deporte y ampliación de vocabulario. Y si yo algo he aprendido en mis años de vivir en este país es no dejar que el clima influya en mi estado de ánimo ni en mis planes del día. Si es así, una está perdida y no puede funcionar debidamente porque los días de lluvia, frío y viento son más norma que excepción.

Así que cuando llego a Barcelona no deja de resultarme cómico las continuas quejas de los barceloneses ante temperaturas de 9 y 10 grados sobre cero... mientras se toman un aperitivo sentados en una soleada terraza.

lunes, 5 de enero de 2009

Adorno



El calendario de Filosofía que tengo en la ventana de la cocina de mi casa, me ha dicho esta mañana:

¨El sentimiento de ser acusado de reaccionario tiene, al menos, una nota sorprendente¨

Es una cita sacada de una carta del filósofo Theodor Adorno a Samuel Beckett.

En el reverso, el filósofo holandés Sebastien Valkenberg ha escrito:
Es siempre doloroso experimentar que el tiempo nos ha adelantado. Esto hace la siguiente anécdota sobre el filósofo alemán Theodor Adorno aún más suculenta y también en más trágica. Era 1969 los años sesenta estaban ya tomando rasgos siniestros. Ya no quedaba mucho del summer of love. El mensaje de paz univessal se manifestaba cada vez más como una forma de legitimar la violencia e intolerancia. Esto le ocurrió también a Adorno, fundador de la Frankfurter Schule, una fuente de inspiración para la izquierda durante años, cuando estaba dando una conferencia. En un momento dado le imposibilitaron que siguiera hablando: un grupo de estudiantes femeninas subieron al escenario y se levantaron la camiseta como una forma de protesta. Adorno no pudo terminar su conferencia. Desilusionado se marchó - ¿huyó?- a Suiza. En este acontecimiento, Adorno vio la vuelta de las fuerzas totalitarias. Poco después de llegar a Suiza, Adorno tuvo un infarto.


Bien, yo no soy filósofa pero también vibra una nota de sorpresa en mí cuando noto la irritación que me provocan las protestas en forma de algaradas que no están basadas en una argumentación lógica ni en conocimiento de causa. Como los estudiantes de letras que se encierran durante meses para protestar contra el plan de Bolonia y, cuando llegan las vacaciones de Navidad, se van a casa a comer el turrón.

Ahí estoy con Theodor Adorno. Será la edad....

sábado, 3 de enero de 2009

El autobús que hace pensar


El atheistbus de Londres

Un día después de publicar un post, algo frívolo, en el que la existencia del infierno se podía probar o negar siguiendo un razonamiento lógico, leo en La Vanguardia la noticia de que en Barcelona dos autobuses van a circular, durante diez días, con propaganda atea. Es un campaña que se inició primero en Londres. El autobús ateo es una iniciativa de la Asociacón de Humanistas, impulsada por el científico y activista ateo Richard Dawkins.

Richard Dawkins

Este grupo de humanistas está buscando la forma de hacerse con una parte del espacio público que hasta ahora han estado ocupando las religiones.

Echo en falta en la noticia más información sobre la motivación de la campaña. En ningún momento se nombra al humanismo o la postura de Dawkins.
Hay que remarcar la motivación de los anunciantes porque sino el mensaje se puede interpretar como una llamada al hedonismo y al consumismo, cuando, en realidad, se trata de apelar a la inteligencia y a la responsabilidad del individuo como parte integrante de un ¨todo" biológico y social.
El eslógan que populariza el autobús es: Dios probablemente no existe, deja de preocuparte y disfruta de la vida.
El objetivo de Dawkins con este eslógan es estimular al viandante a pensar, lo cual según sus palabras del propio Dawkins, es "anatema para las religiones".
Por esto me parece importante que los medios informen bien sobre el significado profundo de esta campaña, aparentemente superficial, pero que lleva una gran carga de pensamiento innovador para el siglo XXI en el cual las religiones ocupan terrenos más cercanos a la política que al terreno individual de las convicciones personales.

(Cita encontrada en Internet: Cuando Nietsche declaró que Dios había muerto, no creo que pensara que lo había atropellado un autobús)

viernes, 2 de enero de 2009

El infierno aclarado



Una de las leyendas urbanas que corren por Internet es el examen de termodinámica : ¿El Infierno es exotérmico o endotérmico?

Un profesor de Termodinámica había preparado un examen para sus alumnos. Éste tenía una sola pregunta:
¿Es el Infierno exotérmico (emite calor) o es endotérmico (absorbe calor)? Justifica tu respuesta.
La mayor parte de los estudiantes escribieron su respuesta basándose en la Ley de Boyle (el gas se enfría cuando se expande y se calienta cuando se comprime) o alguna variante.

Un estudiante, sin embargo, respondió lo siguiente:
Primero, necesitamos saber cómo varía en el tiempo la masa del Infierno. Así, necesitamos saber la frecuencia con la que las almas entran en él y la frecuencia con la que salen. Opino que podemos asumir sin ninguna duda que, una vez que un alma ha entrado en el Infierno, ya no sale nunca más. Así pues, no hay frecuencia de salida. Para calcular cuántas almas entran en el Infierno, tengamos en cuenta las distintas religiones que existen hoy en día en el mundo. Algunas de estas religiones afirman que, si no eres miembro de ella, irás al Infierno. Debido a que hay más de una de estas religiones y teniendo en cuenta que una persona no pertenece a más de una religión al mismo tiempo, podemos afirmar que toda la gente y todas sus almas van al Infierno. Con las tasas de natalidad y mortalidad llegamos a la conclusión de que el número de almas que ingresan en el Infierno crece exponencialmente. Ahora miramos la variación del volumen del Infierno debido a que a la Ley de Boyle establece que, para que la temperatura y la presión en el Infierno permanezcan invariantes, el volumen de éste se tiene que expandir según se van añadiendo almas.

Esto nos da dos posibilidades:
Si el Infierno se expande a una velocidad más baja que la frecuencia a la que entran las almas, entonces la temperatura y la presión en el Infierno se incrementarán hasta que éste reviente.
Por supuesto, si el Infierno se expande a una velocidad mayor que la frecuencia de entrada de almas, entonces la temperatura y la presión caerán hasta que éste se congele.
Así pues, ¿cuál es la conclusión?
Si aceptamos el postulado que enunció mi compañera Theresa Banyan en el primer año de carrera y que decía algo así como: "El Infierno se congelará antes de que yo me acueste contigo", y dado el hecho de que todavía no lo he conseguido, entonces el enunciado número 2 no puede ser cierto, así que la respuesta es: "El Infierno es exotérmico".

P.D.: el alumno obtuvo Matrícula



Y esta segunda versión prueba además la existencia de Dios:

Pregunta: ¿Es el Infierno exotérmico (desprende calor) o endotérmico (lo absorbe)?La mayoría de los estudiantes escribieron sus comentarios sobre la Ley de Boyle (el gas se enfría cuando se expande y se calienta cuando se comprime).


Un estudiante, sin embargo, escribió lo siguiente: En primer lugar, necesitamos saber en qué medida la masa del Infierno varía con el tiempo. Para ello hemos de saber a qué ritmo entran las almas en el Infierno y a qué ritmo salen. Tengo sin embargo entendido que, una vez dentro del Infierno, las almas ya no salen de él. Por lo tanto, no se producen salidas.En cuanto a cuántas almas entran, veamos lo que dicen las diferentes religiones. La mayoría de ellas declaran que si no perteneces a ellas, irás al Infierno. Dado que hay más de una religión que así se expresa y dado que la gente no pertenece a más de una, podemos concluir que todas las almas van al Infierno.Con las tasas de nacimientos y muertes existentes, podemos deducir que el número de almas en el Infierno crece de forma exponencial.Veamos ahora cómo varía el volumen del Infierno. Según la Ley de Boyle, para que la temperatura y la presión del Infierno se mantengan estables, el volumen debe expandirse en proporción a la entrada de almas.
Hay dos posibilidades:
Si el Infierno se expande a una velocidad menor que la de entrada de almas, la temperatura y la presión en el Infierno se incrementarán hasta que éste se desintegre.
Si el Infierno se expande a una velocidad mayor que la de la entrada de almas, la temperatura y la presión disminuirán hasta que el Infierno se congele.

¿Qué posibilidad es la verdadera?:
Si aceptamos lo que me dijo Lucía en mi primer año de universidad ("hará frío en el Infierno antes de que me acueste contigo"), y teniendo en cuenta que me acosté con ella ayer noche, la posibilidad número 2 es la verdadera. Doy por tanto como cierto que el Infierno es exotérmico y que ya está congelado.El corolario de esta teoría es que, dado que el Infierno ya está congelado, ya no acepta más almas y está, por tanto, extinguido... dejando al Cielo como única prueba de la existencia de un ser divino, lo que explica por qué, anoche, Lucía no paraba de gritar "¡Oh, Dios mío! ¨

Dicho estudiante fue el único que sacó sobresaliente.

jueves, 1 de enero de 2009

La incógnita del 2009


Enigma, Agustí Codina, 2008

(Y un aplauso por lo conseguido en el 2008.)