Translate

lunes, 13 de octubre de 2008

Allí donde el dinero pierde su decoroso nombre

Wouter Bos, ministro de Finanzas, anuncia que Holanda va a invertir 20.000 millones de euros en los bancos y las aseguradoras. Además, le va a prestar dinero a Islandia para que devuelva el dinero a los inversores holandeses en Icesave.

El Congreso americano aprueba una inyección de 700.000 millones de dólares en los bancos de su país.

Angela Merkel promete 470.000 millones de euros del estado alemán para proteger sus bancos.

Gordon Brown anuncia que Gran Bretaña va a invertir 37.000 millones de libras en los bancos de su país.

A mí ya no me dicen nada estas cifras: no me imagino cómo debe ser tanto dinero junto ni si existe tanto dinero. Es como la distancia entre la Tierra y Marte: inconemsurable y más allá de mi pobre imaginación.

Mi única referencia es el tío Gilito, el cual tenía tanto dinero que nadaba, literalmente, en él. Gracias a mis lecturas infantiles del Pato Donald puedo ahora darle forma a las exorbitantes cifras que se manejan en este momento.

No hay comentarios: