Translate

lunes, 24 de noviembre de 2008

Los ricos también lloran


La crisis también afecta al artista más rico del mundo Damien Hirst, el cual se ha visto obligado a despedir a veinte de sus empleados. ¿Un artista con empleados? Pues sí, en la más noble tradición de los artistas-artesanos, Hirst solo idea sus obras y deja que otros las realicen. Hirst tiene, nada menos, que ciento cincuenta empleados trabajando en su taller.

Los veinte empleados despedidos se dedicaban a hacer sus famosos armarios con pastillas:


y los cuadros con mariposas, es decir, los cuadros hechos con alas de mariposa:


El precio de un armario de pastillas: 11., 5 millones de euros, al menos por este precio se vendió en el 2007 su armario Lullaby Spring.

Al paso que vamos hasta yo me veré obligada a despedir a los enanitos que me hacen la cama, me barren, me escriben los posts para el blog, me pasan los informes a limpio.... la crisis.

No hay comentarios: